Testimonios

Trenton Bruce, Estados Unidos. UVM

bruceDecidí estudiar en la UVM porque quería aprender mi español en un país donde se hablara en todos lados. Me gustó que el campus fuera pequeño e íntimo para los estudiantes y profesores, y al estar en el centro de Viña, era genial. Chile fue una elección fácil ya que la gente es muy amigable y la cultura muy acogedora.

¿Cómo describirías tu experiencia universitaria en la UVM-Chile?

La estructura de la Universidad fue un poco diferente, en cuanto a eso, las clases fueron muy pequeñas e intensivas con el español. Fue la mejor forma de aprender español. El campus internacional es lindo y se llega fácil desde cualquier parte de Viña en micro. Las clases eran interesantes y los profesores, geniales.

¿Cómo era la vida fuera de la sala de clases?

Disfruté de las actividades culturales organizadas por la Universidad, y los lugares eran perfectos para conocer algunos aspectos geniales de Chile. La familia con la que viví era preocupada y maravillosa, la comida era espectacular, y el tiempo libre que tuve lo aprovechaba viendo cosas nuevas y disfrutando del área tanto con otros estudiantes extranjeros como con amigos chilenos.

 

¿Cuál es la mayor diferencia en cuanto a lo social y educacional entre Chile y tu país?
Hubo varias diferencias entre la Universidad en Chile y acá en los Estados Unidos. Las clases eran más pequeñas en Chile, con énfasis en experimentar la cultura y el idioma más que en la gramática como en los Estados Unidos. Las instalaciones eran muy agradables, y en general el estándar de vida en Chile era diferente a lo que estaba acostumbrado en Estados Unidos. Era una aventura, por seguro, y memorable. En cuanto a lo social, los chilenos son más cálidos y acogedores que los estudiantes en los Estados Unidos. También están más orientados a la familia, cosa que era muy buena.

¿Ha cumplido esta experiencia tus expectativas en lo profesional y lo personal?
Definitivamente excedió mis expectativas en los dos escenarios. La universidad me ayudó con mis asuntos, y todas mis clases me ayudaron a prepararme para el nivel de español que, lejos, fue mayor de lo que esperaba para ser sólo un semestre de estudio. Personalmente, crecí mucho como persona mientras estuve en Chile, aprendí nuevas habilidades y crecí en cuanto a una apreciación más profunda de Chile. Fue un gran semestre y ojalá pudiera haberme quedado por más tiempo.

¿Qué te ha gustado más de tu experiencia de intercambio?

Mis habilidades en español mejoraron grandemente, y también la comprensión de la cultura chilena, el dialecto y la historia. La parte favorita de mi intercambio fue el conocer chilenos a través de mis clases en la UVM, y también enseñando en el programa Inglés Abre Puertas. Pude enseñar en el Liceo de Niñas de Viña del Mar inglés y alemán. Fue asombroso el ser capaz de ayudar a las niñas con sus idiomas extranjeros al mismo tiempo en el que yo estaba aprendiento español en la UVM. Me encantó y recomendaría que todos los estudiantes vayan a la UVM.

¿Qué dirías a otros estudiantes extranjeros que están pensando en venir a la Universidad Viña del Mar?

Que lo pasen muy bien, y disfruten cada segundo. Han hecho una gran elección, y no se arrepentirán. Chile es un país bellísimo y verán lo mejor de él estudiando en la UVM, conociendo lo mejor de Viña del Mar y su vecino, Valparaíso. Trabajen duro en sus habilidades con del idioma español, en su sensibilidad cultural, y en sus clases, y lo pasarán muy bien. Enseñen si pueden, viajen cuando sea posible, y participen en las actividades organizadas por la Universidad. Son una forma genial para ver cosas nuevas y experimentar la cultura con otros estudiantes. Disfruten de cada momento, ¡porque el tiempo va a pasar tan rápido que no se darán cuenta!

 Imprimir  Email